Industria Pesquera capacita a trabajadores sobre correcta liberación de especies marinas

Capacitación estuvo a cargo de WWF Perú y Pro Delphinus.

Lima, 04 de setiembre de 2017.- La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) y la ONG WWF Perú llevaron a cabo el Taller “Equilibrando la pesca y la conservación”, mediante el cual se busca capacitar a los trabajadores de la pesca industrial en la correcta liberación de tortugas marinas cuando se da la captura incidental de estas especies.

Al respecto, la WWF Perú explicó que, de las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo, cinco se encuentran en nuestro mar: Galapagos, Verde, Pico de Loro, Cabezona y Carey; algunas están en peligro de extinción.

Por ello, consideró importante el trabajo conjunto de diversas instituciones, como empresas, ONG y el sector público, para la protección de estas especies.

Por su parte, Andrea Pásara, investigadora de la ONG Pro Delphinus, detalló el ciclo de vida, reproducción, distribución, hábitat, entre otros aspectos de interés para los trabajadores de la pesca industrial.

Refirió que algunas amenazas contra estos animales son la contaminación, los depredadores naturales, la degradación del hábitat y la captura incidental. “Sobre este último punto podemos intervenir para disminuir esta amenaza”, dijo.

Comentó que se está probando la instalación de luces LED en las redes de los pescadores artesanales para reducir la captura incidental. “Se ha probado en Sechura, reduciéndose en 50% la ocurrencia”, agregó tras destacar que los pescadores son agentes de cambio para proteger las especies marinas en peligro.

Programa ‘Cuidamar’

A su turno, Rosa Vinatea, coordinadora del Área de Oceanografía y Sostenibilidad Pesquera de TASA, informó sobre las múltiples acciones tomadas por su empresa para la protección de las especies marinas durante las operaciones de pesca de anchoveta. Por ejemplo, comentó la alianza con Pro Delphinus para la capacitación a los hombres de mar, así como la implementación de un kit de pesca sostenible.

“En 2016 creamos el grupo Cuidamar, que consiste en la designación de trabajadores capacitados en cada una de las embarcaciones de TASA para la adecuada liberación de especies marinas. Hoy tenemos 48 cuidamares”, sostuvo.

Vinatea destacó además la creación de una bitácora de pesca, mediante la cual los trabajadores no solo detallan todo lo relacionado con la faena de pesca, sino también informan sobre el avistamiento de fauna marina, como aves, lobos, ballenas, tiburones o rayas, con el fin de tener una base de datos que sirva como información para el manejo ecosistémico en la pesquería industrial.

Miguel Ángel Vilchez, trabajador y ‘cuidamar’ de la embarcación TASA 22, contó su experiencia en torno a la manipulación y liberación de tortugas marinas. “Cuando cae una de estas especies, tenemos una serie de buenas prácticas para evitar que sea dañada antes de su regreso al mar, como no exponerla al sol, no voltearla y tomarla de determinadas zonas del caparazón. Asimismo, se debe parar la máquina para evitar que la tortuga se golpee con la embarcación cuando ésta es devuelta al mar”, señaló.

Vinatea planteó que la Sociedad Nacional de Pesquería se convierta en el único canal que consolide toda la información que viene siendo recolectada por TASA y por otras empresas del sector que replicarán esta iniciativa, con el fin de lograr un buen manejo ecosistémico de la pesquería.

Finalmente, Mariluz Parga, especialista de la entidad española SUBMON, explicó a los trabajadores pesqueros asistentes a la charla sobre las condiciones anatómicas de las tortugas marinas, que contribuirán a una mejor manipulación de estas especies cuando se produzca su captura incidental.

Texto y fotos: Comunicaciones SNP