Balance y perspectivas del sector pesquero

Elena Conterno
Presidenta SNP
Revista América Economía

El 2017 fue el último de cuatro años malos para la industria pesquera. Lo avanzado en 2018 muestra que será un año diferente.

Como se sabe, la principal pesquería peruana es la de anchoveta, utilizada mayormente para fabricar ingredientes marinos –harina y aceite de pescado–, en tanto que la segunda es la pota, que se exporta mayormente en congelados.

En el mercado interno hay muchas especies importantes. Entre las preferidas de gran volumen figura el bonito, y de creciente interés la caballa. Ambas especies son pescados azules que tienen el preciado omega 3 que tanta nutrición aporta.

En cuanto a la anchoveta, en el periodo 2014-2017 las capturas promedio fueron menores a 3 millones de TM anuales, por debajo del punto de equilibrio de 4 millones de TM, y muy por debajo del promedio de 7 millones de TM de la primera década de este siglo. Ello ha traído dificultades a las empresas, que han tenido pérdidas y han aumentado su apalancamiento financiero. El 2018 -y esperamos el 2019- permitirán mejorar la salud financiera de las empresas, de cara a retomar inversiones.

En 2017 presentamos la Agenda de Innovación para el Enriquecimiento de Alimentos a partir de la anchoveta, la cual analiza las brechas existentes para llevar la proteína y el aceite de anchoveta vía productos de consumo masivo a las personas. Así, si bien los ingredientes marinos vía la acuicultura permiten multiplicar los peces (al obtenerse entre 3 TM y 4 TM de peces cultivados por cada TM de peces silvestres destinados a ingredientes marinos), buscamos lograr mayor valor agregado destinando estos ingredientes a enriquecer alimentos de personas y no solo dietas acuícolas. Se espera que parte importante del esfuerzo de inversión del sector se destine a investigaciones para ello.

Una buena noticia es que, a pesar de un clima adverso, la buena gestión pesquera de las autoridades públicas y las buenas prácticas de la industria han implicado que la anchoveta tenga muy buena salud, con una biomasa cercana a 11 millones de TM, según lo reportado en el crucero de verano de 2018. Los ‘nostradamus’ que pronosticaban la depredación de la anchoveta quedaron descolocados, con un resultado que es 35% superior al promedio de los últimos 25 años.

Respecto a la pota, se trata de una especie que también enfrentó problemas en los últimos años por las anomalías climáticas, y esperamos retome niveles anteriores de captura y exportación. El reto en esta pesquería es formalizar a los actores existentes, para que tengan seguridad jurídica de la actividad que realizan –y puedan invertir en refrigerar sus embarcaciones–, y aporten de manera formal a la economía de la zona y de las finanzas públicas.

En cuanto a las numerosas pesquerías comerciales explotadas por la pesca artesanal, sigue siendo un reto garantizar la sostenibilidad de su aprovechamiento. El empoderamiento de los pescadores vía la gestión pesquera en base a derechos resulta singular. Hoy sigue creciendo el esfuerzo pesquero –a pesar de estar prohibida la construcción de embarcaciones desde hace 10 años– y las tallas promedio de los recursos están disminuyendo, lo cual mostraría que la renovación no se está dando adecuadamente.

Al hacer un repaso a 2017, nos llena de orgullo haber reaccionado de inmediato frente a los problemas que aquejaron al norte del país con El Niño costero, montando un puente marítimo que permitió llevar medicinas, alimentos, agua y otros productos a las ciudades norteñas que quedaron aisladas por las lluvias e inundaciones, y también donando 500.000 conservas que llevaron proteína de alta calidad a los damnificados.

Finalmente, comentar que 2017 no fue el año que esperábamos a nivel de desembarques, pero las biomasas se mantuvieron saludables. Esperamos que el mejor panorama de 2018 no solo sea a nivel de capturas, sino también a nivel regulatorio. Formalidad y estabilidad de reglas de juego permitirán que las empresas retomen proyectos de inversión y con ello recuperen competitividad.

Foto: Produce