Desarrollo sostenible: SNP propone implementar manejo integrado de zonas costeras

Ulises Munaylla, asesor científico de la SNP, señaló que todos los problemas vinculados al mar se pueden resolver con el ordenamiento territorial.

Lima, 18 de enero de 2017.- El asesor científico de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), Ulises Munaylla, consideró urgente la implementación de los conceptos de manejo integrado de zonas costeras y cuencas hidrográficas, con el fin de conservar adecuadamente la riqueza y diversidad de nuestro mar, en especial, dentro de las primeras cinco millas marinas.

Durante su participación en Taller sobre Sostenibilidad de la Pesca Artesanal en la Zona de las Primeras Cinco Millas, organizado por el capítulo de Ingeniería Pesquera del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) y la ONG Oceana, Munaylla sostuvo la necesidad de pasar de los diagnósticos y consultorías sobre el tema a la acción y aplicación de los enfoques para el desarrollo sostenible, adoptados como compromiso en las cumbres mundiales de desarrollo sostenible.

Para ello, dijo, es importante que exista una institucionalidad muy clara y un marco jurídico adecuado que permita aplicar el manejo integrado para solucionar todos los problemas que aquejan al mar, como la contaminación, la pesca informal, la presión de las poblaciones de las zonas costeras, destrucción de hábitats, pérdida de la biodiversidad, entre otros.

“Este es un concepto que se viene aplicando desde hace más de 50 años en Japón y ahora tienen un mar ordenado. Al hacer un ordenamiento territorial dejaron de tener uno de los mares más contaminados del mundo”, comentó.

Munaylla lamentó que solo se responsabilice a la pesca por el impacto en el ecosistema, cuando hay miles de metros cúbicos de desechos que provienen de las ciudades y otras actividades, como la minería, la agricultura, la industria, que se vierten al mar sin mayores tratamientos previos.

“Hay diferentes fuentes de contaminación que afectan los recursos vivos marinos, pero aún no sabemos la magnitud del impacto por falta de estudios de investigación sostenida. No sabemos si está afectando la disponibilidad de recursos para la pesca artesanal e industrial”, refirió.

Advirtió que muchos países están avanzando con esta meta de desarrollo sostenible hacia el año 2020, que es el tratamiento del 100% de las aguas que van al mar. No obstante, lamentó, el Perú aún no ha avanzado lo suficiente.

Equilibrio para la sostenibilidad
El asesor científico de la SNP recordó que, en la Cumbre de Río de 1992, la comunidad internacional se comprometió a proteger los océanos, los recursos del mar y las zonas costeras, y lo clasificó como un todo integrado y componente esencial del sistema mundial de sustentación de la vida en el planeta.

“Mucho se habla de la sostenibilidad en la pesca, pero ¿qué significa realmente este concepto. La pesca busca el desarrollo sostenible, lo cual no significa proteccionismo absoluto. La sostenibilidad tiene tres componentes de acuerdo con la FAO: ambiental, económico y social. Entonces, el reto del administrador pesquero es mantener un equilibrio en estas variables”, dijo.

Munaylla enfatizó que todos estamos en la obligación de proteger las 5 millas marinas del litoral norte -centro, ya que es una zona básica para el desarrollo sostenible por el rol que juega dentro del ecosistema marino. “La corriente de Humboldt es una de las cinco zonas de afloramiento que existe en el mundo. Por eso, es una zona privilegiada, base de la riqueza marina”, añadió.

Investigación científica
Munaylla destacó el alto nivel de resiliencia del recurso anchoveta porque mantiene una biomasa sostenible durante muchos años. “¿Por qué este recurso tiene un alto nivel de sostenibilidad? Tenemos la suerte de que exista un instituto científico como IMARPE, que prácticamente desde que se inició la pesca industrial de anchoveta, empezó a investigar el recurso. Para el Perú, lo que dice IMARPE es ley, porque tiene una sólida base científica”, recalcó.

Finalmente, subrayó el aporte de la Sociedad Nacional de Pesquería a la ciencia por su participación desde hace más de 50 años en la Operación Eureka. “La industria pesquera brinda sus embarcaciones para investigar el estado de la anchoveta, de modo que contribuye a la sostenibilidad del recurso y a su mejor conocimiento”, concluyó.

Texto: Comunicaciones SNP
Foto: CIP