Economía circular

Cayetana Aljovín
Presidenta SNP
Revista G de Gestión

El sector pesquero es reconocido como un sector pionero en economía circular, toda vez que reutiliza casi el 100% de sus residuos en su proceso productivo. Ello le ha permitido ser sumamente competitivo y, por ejemplo, si antes utilizaba 6 TM de anchoveta para producir 1 TM de harina, hoy solo requiere 4.2 TM para lograr el mismo fin.

Por otro lado, en lo que se refiere a la industria de consumo humano directo existen varias iniciativas de economía circular que se vienen desarrollando. Como sabemos, el 50% de nuestras exportaciones pesqueras tienen como destinos China y Estados Unidos, siendo el país asiático nuestro principal comprador. Sin embargo, Europa es nuestro principal destino para la exportación de conservas y preparados de pescado, por lo que el 50% de estos productos se quedan en los Países Bajos, Italia y España.

En este contexto, las empresas asociadas a la SNP procesan conservas de variada presentación, como sólidos, filetes, enteros, trozos y desmenuzados de sardina peruana (anchoveta), caballa, jurel, bonito y atún, todas especies de alto valor proteico y con importante contenido de aceites esenciales omega 3, DHA y ARA.

Así, estas empresas utilizan tecnología de última generación especialmente diseñada para el congelamiento de los recursos, garantizando su conservación tanto física como nutricional, y manteniendo los estándares de calidad e inocuidad de los productos establecidos en cada mercado.

Ahora bien, aunque el envase metálico sigue siendo el mayoritario en la industria conservera, en los últimos tiempos han surgido materiales que vienen aplicando complejas tecnologías, como el caso del cartón.

Sin embargo, en el Perú aún no se han desarrollados estas tecnologías ya que se requiere un mayor apoyo y promoción por parte del Estado para hacerlas viables.

No cabe duda de que el cartón, así como otros materiales innovadores, representa opciones alternativas de empaque para las conservas de pescado, razón por la cual en Europa están adquiriendo mayor relevancia, pero toda innovación debe ser competitiva para que realmente se convierta en un material atractivo para la industria.

El sector pesquero peruano viene trabajando de manera sostenida en la ruta hacia la economía circular, por lo que el uso de materiales ecoeficientes para el envasado de sus productos es una alternativa viable en tanto se adapten a las características del productos y los costos sean competitivos. Hacia ese camino vamos.

Foto: SNP