El sur necesita de la pesca industrial

Elena Conterno
Presidenta SNP
Diario Correo

Las recientes cifras dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) muestran una caída de 12.2% en el empleo de la costa sur, la cual comprende Arequipa, Tacna y Moquegua.

Estas cifras son preocupantes y posiblemente se encuentren relacionadas con el cierre masivo de plantas pesqueras de harina y aceite de pescado, ubicadas en estas zonas, y que daban trabajo a miles de familias.

Pero, ¿por qué cerraron? Por el cambio regulatorio de 2011, que no permite pescar donde está la anchoveta en esa zona del país, al profundizarse en esa zona rápidamente el zócalo continental, la anchoveta está muy pegada a la costa. Mientras en Chile, que comparte el stock con Perú pescan desde la milla 1, aquí lo hacemos desde la milla 5.

El cambio regulatorio se realizó bajo el argumento de que había un impacto negativo en la pesca destinada a conservas y congelados, y en particular en las capturas de la flota artesanal de orilla.

Las cifras han mostrado que la decisión tomada en el 2011 no fue la correcta. Según un estudio elaborado por la consultora Macroconsult, el sector pesquero ha pasado de representar 2.3% del PBI de la zona en 2007 a sólo 0.4% en 2016. Y la pesca destinada a conservas y congelados no aumentó, menos la de la flota que pesca cerca a la costa.

Desde la Sociedad Nacional de Pesquería consideramos que la aplicación de un ordenamiento pesquero en la zona sur, que permita un mayor aprovechamiento de los recursos, generará un impacto económico positivo de forma directa a la industria y al empleo local. El sur lo necesita.

Foto: PRODUCE