Formando micro empresarios exitosos

APRENDO Y EMPRENDO

Todos podemos ser empresarios, ese es el principal objetivo del proyecto sostenible Aprendo y Emprendo que TASA impulsa en las ciudades de Végueta (Lima), Atico (Arequipa) y Samanco (Áncash), orientado a fortalecer las capacidades emprendedoras de los pobladores de su zona de influencia.

A continuación se reseña los principales logros obtenidos a la fecha:

En Végueta, TASA y la municipalidad de ese distrito desarrollaron un programa de marketing empresarial para asociaciones, implementándstrategias de mapeo e inclusión, acceso financiero, organización, tecnología y comunicación. De esta manera, un total de 60 emprendedores fueron capacitados en gestión empresarial, 30 mejoraron sus ventas a través de la aplicación de herramientas de marketing y venta de sus productos, y cuatro microempresarios accedieron a créditos financieros.

En Atico, siempre con apoyo de la municipalidad, Aprendo y Emprendo incidió en la promoción empresarial y fortalecimiento organizacional de la comunidad pesquera artesanal, apoyando – a través de un estudio de mercado – al Sindicato de Pescadores Artesanales y Extractores de Mariscos del Puerto de Atico. Con este respaldo, los tripulantes y propietarios de embarcaciones fueron formalizados empresarialmente y preparados para intervenir en un mercado amplio y competitivo. Se capacitaron a 20 armadores en temas de gestión empresarial, además de formalizarse a tres asociaciones de microempresas pesqueras.

En esta misma ciudad se implementó una oficina de asesoría empresarial, la cual brinda actualmente servicios de información y orientación para microempresarios, y fomenta el crecimiento financiero a través de un programa de microcréditos, evaluando y preparando a los emprendedores en el incremento de su capital de trabajo mediante financiamiento local.

En Samanco, TASA implementó un programa de promoción empresarial y fortalecimiento organizacional de la comunidad pesquera artesanal. Este proyecto se realiza mediante la formación y formalización empresarial de propietarios y tripulantes de embarcaciones pesqueras que pertenecen a organizaciones gremiales y participan en actividades comerciales y productivas de la zona.

En esta misma ciudad se implementó una oficina de asesoría empresarial, la cual brinda actualmente servicios de información y orientación para microempresarios, y fomenta el crecimiento financiero a través de un programa de microcréditos, evaluando y preparando a los emprendedores en el incremento de su capital de trabajo mediante financiamiento local.

Un componente importante del proyecto es la formación laboral y empresarial de la mujer pescadora artesanal. A través de una asesoría y capacitación, la mujer pescadora podrá constituir MYPES de procesamiento primario y artesanal de pescado, comercializarlos y mejorar su nivel económico y calidad de vida. De esta forma, se logró capacitar a 20 mujeres en técnicas de procesamiento primario, mientras que 20 pescadores artesanales obtuvieron la certificación de agente pesquero (carnet marinero de pesca y seguro de vida).