Hacia la multiplicación de los peces

Elena Conterno
Presidenta SNP
Diario Gestión

La primera semana de junio coincidieron dos eventos muy importantes a nivel internacional: por un lado, la Conferencia sobre los Océanos de Naciones Unidas, desarrollada en Nueva York, y por el otro la reunión de Sostenibilidad de Productos Marinos Seaweb Seafood Summit, realizada en Seattle.

Ambas coincidieron en resaltar la importancia que tienen la harina y el aceite de pescado, vía la acuicultura, para producir más proteína de pescado. En efecto, en los últimos años, gracias al incremento de la demanda mundial de pescado y a las restricciones por razones de sostenibilidad de obtener más vía extracción, se ha impulsado la innovación en las industrias de harina y aceite de pescado, de piensos para la acuicultura y de cultivos acuícolas, para lograr resultados realmente sorprendentes.

Así, por un lado se ha optimizado el ratio de toneladas métricas (TM) de pescado por TM de harina de pescado, logrando un mayor rendimiento de las capturas de pesca. Por otro, los piensos de acuicultura cada vez usan la harina y el aceite de pescado como ingredientes de carácter estratégico, lo cual ha llevado a su uso primordialmente en etapas tempranas en especial harina para evitar morbilidad y tardías en especial aceite para que este tenga presencia en el producto final, con lo cual la harina y el aceite de pescado que produce el Perú y el mundo rinde más en términos de piensos para la acuicultura.

Finalmente, la industria acuícola ha optimizado el ratio de TM de piensos por TM de proteína, lo cual también ha redundado en una mayor eficiencia en la conversión de una proteína a otra.

Así, según lo destacó Andrew Mallison, director del estándar de sostenibilidad IFFO RS, para producir 41.06 millones de TM de pescado cultivado alimentado, el mundo utiliza nueve millones de TM de pescado entero convertido en harina. Es decir, cada TM de pescado entero utilizado en la fabricación de harina y aceite de pescado permite producir más de cuatro TM de peces cultivados.

Dadas las eficiencias alcanzadas, Manuel Barange, director de Políticas de Pesca y Acuicultura de la FAO, destacó que los peces son un conversor de piensos a proteína mucho más efectivo que el pollo o el chancho. Así, resaltó: “Si tenemos que criar animales para nuestra alimentación, criar pescado es una muy efectiva forma de hacerlo”. Entonces tenemos que desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura se resalta la cadena de valor que genera la producción de harina y aceite de pescado.

En simultáneo, en la Conferencia sobre los Océanos, frente a las delegaciones de 193 países, el almirante Héctor Soldi, viceministro de Pesca y Acuicultura, destacó que “hoy, la harina de pescado elaborada en base a la anchoveta peruana sustenta gran parte de la acuicultura del mundo”.

Y es que Perú, líder mundial de la producción de harina de pescado, producirá este año aproximadamente un millón doscientos mil TM de este producto, que a su vez permitirá generar 22.5 millones de TM de pescado cultivado alimentado. Así, 50% del pescado cultivado alimentado del mundo existe gracias a la industria de ingredientes marinos del Perú.

Todo ello en armonía con la pesca de caballa, bonito y anchoveta para la alimentación nacional, pescados azules de alto valor nutricional que nos seguiremos esforzando en promover para incrementar aún más su consumo en los hogares peruanos.