Hacia una política de gestión pesquera

Elena Conterno
Presidenta SNP
Correo Chimbote

Desde su implementación en Perú, el sistema de cuotas individuales en la pesquería industrial de anchoveta ha sido beneficioso para la sostenibilidad de dicho recurso. En ese sentido, desde la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) planteamos la necesidad de implementar una política nacional que establezca una gestión pesquera basada en este sistema.

Para aplicar con éxito el sistema de cuotas individuales en otras pesquerías, consideramos que deben estar presentes tres elementos: limitación del esfuerzo pesquero (cierre del acceso a la pesquería), cuota global establecida por el ente científico y un buen mecanismo de control y vigilancia.

En el caso de la pesca de anchoveta, un efecto importante de la definición de Límites Máximos de Captura por Embarcación (LMCE) ha sido la racionalización de los recursos, pues ya no hay 1,200 embarcaciones en una ‘carrera olímpica’ de 50 días para pescar toda la cuota global.

Ahora se tiene una pesca más ordenada, con menos embarcaciones y periodo de pesca de 170 días aproximadamente, lo cual significa una reducción del esfuerzo pesquero. Otro efecto relevante de la aplicación de este sistema es la sostenibilidad del recurso anchoveta, lo que se sustenta en los informes científicos que muestran los cruceros de investigación de Imarpe cada año, en que se verifica que hay una estabilidad de la biomasa.

Entre las pesquerías a las que podrían extenderse la implementación de cuotas individuales están la pesca de la pota y el perico, u otras pesquerías más ordenadas, como la del bacalao o la anguila. Es hora de migrar a un sistema más ordenado y sostenible.

Foto: Comunicaciones SNP