Sostenibilidad de la Anchoveta

La sostenibilidad de la anchoveta es uno de los principales objetivos de la industria pesquera responsable y de las empresas asociadas a la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), toda vez que el desarrollo de una actividad sostenible permitirá que siga siendo una fuente vital de alimento, empleo y bienestar económico y social para las poblaciones.

El Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO (1995) establece los principios y normas internacionales para la conservación y ordenación eficaz de los recursos vivos marinos y reconoce la importancia de la pesca, asimismo provee principios y directrices para asegurar la explotación sostenible de los recursos marinos.

 Medidas de ordenación para la sostenibilidad de la anchoveta

La investigación científica de la anchoveta ha contribuido al conocimiento del recurso y su ecosistema. La anchoveta es, tal vez, la especie mejor estudiada en el mundo, lo que ha dado las bases científicas fidedignas para la adopción de medidas para su conservación y ordenación.

Sistemas de seguimiento, control y vigilancia

Con la finalidad de que la flota pesquera industrial cumpla todas las medidas de ordenamiento y se evite la pesca ilegal (pesca negra), el Perú cuenta con un sistema de seguimiento satelital y un programa de vigilancia y control de la pesca y el desembarque en el ámbito marítimo.

  • Sistema de seguimiento satelital

Es el sistema que permite seguir las operaciones de toda la flota pesquera registrada, con el fin de observar si las embarcaciones vienen cumpliendo con las zonas de exclusión, áreas cerradas y las vedas. En el Perú, el monitoreo se realiza a través del Sistema de Seguimiento Satelital (SISESAT), que se basa en el uso de satélites y del Sistema de Posicionamiento Global (GPS).

Este sistema se implementa gracias al Reglamento de la Ley General de Pesca DS 012-2001- PE. El Ministerio de la Producción a través de la Dirección General de Supervisión y Fiscalización es la que monitorea este sistema.

  • Programa de vigilancia y control de la pesca

La creación de este programa parte de la iniciativa del sector privado, y nace con el D.S. 027- 2003-PRODUCE. Esta iniciativa consiste en poner un inspector calificado en todos los puntos de descarga, procesamiento y transporte de la industria de harina y aceite de pescado con el objetivo de asegurar el estricto cumplimiento de las medidas de ordenamiento.

El Estado ha tercerizado esta supervisión con empresas certificadoras privadas. Este programa –financiado por las empresas pesqueras- ha demostrado su eficacia en la disminución de la pesca ilegal, el clonaje de embarcaciones, las sub-declaraciones de pesca y pesca incidental, así como el procesamiento ilícito de harina de pescado.

Tal es el éxito del programa que el Ministerio de la Producción decidió ampliarlo para otras actividades con el D.S. 008-2013- PRODUCE por lo que ahora se llama Programa de Vigilancia y Control de las Actividades Pesqueras y Acuícolas en el Ámbito Nacional.

La protección de juveniles

Como parte de las acciones de sostenibilidad de la anchoveta, la industria pesquera peruana, en coordinación con el Ministerio de la Producción e IMARPE, cuentan con un sistema de protección de los juveniles del recurso anchoveta, el cual contempla las siguientes medidas:

  • Cierre temporal de zonas

En los últimos años se ha resaltado la relevancia de que los armadores informen de manera oportuna las zonas con elevada presencia de juveniles, con el fin de que Produce proceda a la suspensión preventiva de la referida zona de pesca.

En reconocimiento a la implementación de las suspensiones preventivas del recurso anchoveta, Produce recibió el premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2016, en la categoría Gestión Ambiental Efectiva, otorgada por la organización civil Ciudadanos al Día (CAD).

  • Sistema complementario de monitoreo

Bajo el mismo objetivo de la sostenibilidad de la anchoveta, la Sociedad Nacional de Pesquería estableció, desde la segunda temporada de pesca del 2015, un sistema complementario al del Ministerio de la Producción para la vigilancia y control de incidencia de juveniles.

Con la aplicación de las distintas medidas e instrumentos que se han señalado, la incidencia de juveniles en la pesca es bastante menor a lo registrado en los cruceros de investigación.

En 2021, la SNP elaboró el documento Aportes al debate en pesquería: La protección de juveniles en la sostenibilidad de la anchoveta, donde se detallan todas las medidas en pro de este objetivo.

Certificación de la Pesquería de Anchoveta Standard MSC

Desde hace más de una década, el sector pesquero viene trabajando en diferentes iniciativas para garantizar la sostenibilidad de las pesquerías peruanas. Uno de estos esfuerzos es el de conseguir la certificación internacional MSC de la pesquería de anchoveta para el Consumo Humano Indirecto; un trabajo arduo y coordinado entre diversos actores del sector.

En esa línea, La SNP inició en el año 2017, junto con el PRODUCE – IMARPE y CeDePesca, el “Proyecto de Mejora (PROME) o FIP (Fishery Improvement Project), para alcanzar un Estatus Certificable para la Pesquería de Anchoveta CHI Stock Norte-Centro”.

Así, desde hace más de tres años, el sector público y privado vienen trabajado de manera silenciosa pero continua el Plan de Acción para la Mejora de la Pesquería de Anchoveta (PROME), con el objetivo de demostrar a nivel internacional que esta pesquería cumple con el requisito de atender las necesidades del ecosistema; promueve la utilización de criterios técnicos en diversas políticas públicas asociadas al ordenamiento pesquero de la anchoveta; implementa soluciones para minimizar el fenómeno de la pesca ilegal, entre otros.

En el 2020 concluimos exitosamente el PROME, y por ello el sector pesquero industrial ha iniciado el proceso de certificación MSC, el cual traerá innumerables beneficios para el país.

En primer lugar, al obtener esta certificación, se reconoce de manera indirecta a los gobiernos y países que gestionan las pesquerías certificadas, ya que muchos de los indicadores se refieren a las políticas de ordenamiento pesquero y la calidad de la investigación de estos recursos.

Por otro lado, esta certificación permitirá acceder a nuevos mercados, ya que cada vez es más común que los grandes compradores aseguren que sus suministros provienen de fuentes sostenibles verificadas por una tercera parte independiente, tal como funcionan otras certificaciones de buenas prácticas de manufactura, ambientales y sociales.

Nos hemos preparado mucho para lograr esta meta y estamos seguros de poder alcanzarla en el bicentenario, en beneficio del país, pero en especial de todos los peruanos y peruanas que viven del sector pesquero y su sustentabilidad.

Para obtener el exigente standard del Marine Stewardship Council (MSC, versión 2.01, 2018), se desarrolló un plan de acción que contiene las siguientes acciones prioritarias:

  • Acción 1: Actualizar la pre-evaluación de la pesquería de anchoveta para CHI.
  • Acción 2: Demostrar que el sistema de manejo toma en cuenta las necesidades del ecosistema.
  • Acción 3: Construir una base de datos provenientes de Embarcaciones pesqueras Industriales
  • Acción 4: Impulsar mejoras en el Régimen de Ordenamiento.
  • Acción 5: Promover acciones para implementar la trazabilidad y minimizar las actividades ilegales en la pesquería
  • Acción 6: Determinar los impactos de la flota industrial sobre especies protegidas y otros componentes del ecosistema y, de ser necesario, mitigarlos.

Hacia finales del año 2020, se completaron el 99% de las acciones contempladas y se obtuvieron los siguientes resultados:

  • Los resultados de la auditoria al PROME para CHI y CHD correspondiente a los 3 años del PROME, mostraron que la pesquería estaba en buen puntaje para la entrar en proceso de la certificación.
  • En marzo del 2020, el IMARPE presentó los resultados demostrando que el sistema de manejo toma en cuenta las necesidades del ecosistema. El informe del IMARPE denominado, “Ecosystem impacts of fishing the low trophic level Peruvian anchovy in the Northern Humboldt Current Ecosystem”, elaborado por Jorge Tam, Marc Taylor y Miguel Ñiquen; sostiene que la pesquería industrial de la anchoveta no tiene un impacto negativo en el recurso principal, ni a los niveles tróficos inferiores y, además sustenta que, la anchoveta, no es la única especie que soporta las necesidades del ecosistema, y que otras especies como la munida, los peces meso pelágicos y el zooplancton, son consideradas especies de bajo nivel trófico que sostienen también el ecosistema.
  • En el año 2020 se consolidó el Programa Salvamares, que desarrolla tres pilares: la correcta identificación y liberación de los depredadores marinos, donde los resultados de pesca incidental para la segunda temporada 2019 y la primera temporada 2020 no supera el 0.27%, la interacción con el fondo fue de 7.2 % y se liberó más de 5,000 depredadores. La creación del Sistema de Información PESCADATA, que organiza toda la información obtenida del ecosistema utilizando las embarcaciones pesqueras durante las actividades de pesca y en la partición con el IMARPE en las evaluaciones de la anchoveta (publicada en el IHMA http://ihma.org.pe/category/data/).
  • El IMARPE y el PRODUCE introdujeron nuevas medidas de manejo, como la consideración de la pesca ilegal o no declarada en los procesos de la estimación de las cuotas de pesca, y el PRODUCE implementó un Sistema de Trazabilidad de Pesca y Acuicultura – SITRAPESCA”
  • A finales del 2020, el Auditor internacional Ian Scott, realizo la revisión final del Proyecto de Mejora de la anchoveta para CHI de la zona Norte Centro. De acuerdo a los principios establecidos por la Certificación MSC, el resultado fue muy positivo y generó la aprobación del Directorio de la SNP para iniciar el proceso de la implementación de la Certificación MSC y, así, aspirar a dicho estándar intencional.

Desde el mes de enero del 2021 el sector pesquero industrial inició el proceso de pre-certificación MSC de la pesquería más grande del mundo, lo cual traerá una serie de beneficios para el país toda vez que la comunidad científica internacional estaría reconociendo el buen manejo que realiza el Perú sobre el recurso anchoveta.

Ir arriba