Jurel a granel

Cayetana Aljovín
Presidenta SNP
Diario Correo

Nuestro mar se encuentra entre los 5 mares más productivos del mundo y en él habita una gran cantidad de recursos pesqueros, entre los que destacan la anchoveta, la pota y el jurel, una especie que había estado algunos años ausente y que, sin embargo, gracias a la buena condición de nuestro ecosistema marino, ha regresado a nuestras aguas.

Actualmente, la pesquería del jurel es la tercera más importante del país, después de la anchoveta y la pota; y, de acuerdo al MINCETUR, se ubica en el ranking de exportaciones no tradicionales en la sexta posición. Y si nos referimos al mercado interno, podemos señalar que es una especie de gran aceptación, siendo la más consumida por los peruanos, con un promedio de 3.9 kilos per cápita al año, superando al bonito y a la caballa con 3.23 y 1.39 kilos, respectivamente.

Sin embargo, estas cifras podrían ser aun mejores. De acuerdo a las estimaciones del IMARPE, la situación del jurel en nuestro país es muy estable, su biomasa supera las 700 mil TM, cifra que viene en crecimiento desde el año 2016; y, tras un 2020 exitoso para su reproducción, la tendencia es a incrementar su abundancia, proyectándose muy buenas temporadas para los próximos años.

En este contexto, es necesario que, en base a esta información científica, PRODUCE otorgue cuotas adecuadas de captura para la pesca industrial de jurel y no cuotas reducidas -como las que otorgó este año- que poco favor le hace, no sólo a la economía del país, sino principalmente a los miles de hogares peruanos que se ven privados de poder consumir un recurso que es altamente nutritivo y accesible al bolsillo de todos.

Aún estamos a tiempo de corregir este sinsentido, ya que PRODUCE puede, en base a la información científica antes señalada, incrementar la cuota de jurel para la pesca industrial este año.

FOTO: INTERNET