La gran ausente

Walter Martínez
Presidente del Directorio de Hayduk Corporación

No hay duda de que CADE es un foro de encuentro empresarial, pero también de discusión sobre la economía nacional. Sin embargo, pese a su importancia, hay un tema recurrentemente ausente: la pesca. Una prueba de ello es que la última vez que hubo una exposición sobre este tema, fue en 1997, en Las Dunas. Veamos.

En el 2012 las exportaciones pesqueras peruanas llegaron al monto record de US$ 3,302 millones, tres veces más que las exportaciones del año 2000. En ese mismo periodo, las exportaciones de conservas y congelados crecieron seis veces y las de harina y aceite de pescado 2.4 veces. Anualmente, además, el sector pesquero ha generado más de 220,000 puestos de trabajo y pagado S/. 417 millones de impuesto a la renta, nueve veces más que lo que paga el agro, según cifras de Macroconsult.

No obstante, entre agosto de 2012 y ese mismo mes de este año, la producción de harina de pescado disminuyó 20% y la de conservas en 15.8%. Solo los congelados y frescos crecieron apenas 1.8% y 3.3%, respectivamente. Esta producción, y los menores precios del 2013, ha hecho que las exportaciones de harina y aceite disminuyeran en 31.1%. La cuota pesquera de fines de 2012 ha sido la más baja en los últimos 25 años. Ya no ocupamos el segundo o tercer lugar en el ranking de exportadores; nos ubicamos en un modesto cuarto puesto.

¿Qué ha pasado con la única industria en la que el Perú es líder mundial? ¿Cuáles son las razones para que una industria que ha demostrado más de 20 años de manejo sostenible de un recurso natural renovable, muestre tan pobres resultados? La Universidad de British Columbia coloca al Perú y al  IMARPE como número uno en el ranking de sostenibilidad de una especie, la anchoveta. Por otro lado, el stock actual de anchoveta es 12 millones de toneladas en la región Centro Norte, el mayor nivel de los últimos 8 años. ¿Cómo se explica esta situación?

Se dirá que esta situación es resultado de los continúos desaciertos del presente gobierno que cambió a varios ministros y viceministros sin experiencia en el sector, generando enfrentamientos innecesarios y un clima de tensión. Se dirá que el DS 005 ha intentado regular la pesca de anchoveta, proponiendo como objetivos abaratar el pescado y fomentar el consumo, sin ningún éxito.

Hoy los productores, investigadores y pescadores coinciden en rechazar esta norma, que ha fomentado la pesca ilegal de artesanales y embarcaciones de menor escala, depredando el mar, impidiendo controlar sus actividades, mientras que a los industriales se les aplica una política de control severo y permanente, dejando a la actividad pesquera del sur del país al borde de la quiebra.

Lo cierto es que el PBI peruano representa apenas el 0,38% del PBI global. Sin embargo, solo las exportaciones de  harina de pescado peruanas representan el 30% del total de la harina de pescado comercializada a nivel global. Entonces, me pregunto: Si es tan importante para la economía del país, ¿por qué el sector pesquero es el gran ausente de Cade desde hace tantos años? Sin duda, se trata de un tema obligatorio para el próximo foro empresarial.