La multiplicación de los peces

La actividad acuícola ha despegado en el país y no da visos de detenerse. En los últimos nueve años, las toneladas producidas se han multiplicado hasta poco más de cuatro veces.

Lima, 09 de junio de 2016.- Si bien el año pasado la producción cayó 22% interanual –impactada por los efectos de El Niño– se espera que este año continúe su ritmo de crecimiento.

“Como país, ya tenemos una industria consolidada en harina y aceite de pescado”, afirma Elena Conterno, presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP). “Sin embargo, ante el crecimiento de la población y el aumento del poder adquisitivo, la demanda por proteína se eleva y es ahí donde la acuicultura juega un papel clave”, precisa.

En esa línea, Piero Ghezzi, ministro de la Producción, afirmó que es tal el potencial de esta actividad-que representa solo el 2% en volumen de pesca-que podría generar nuevas inversiones que sumen más de 70.000 toneladas adicionales, con ventas superiores a los US$ 690 millones en cinco años.

¿Pero, cuánto se ha avanzado en el sector? Con la creación de las mesas ejecutivas acuícolas muchas de las barreras burocráticas se han eliminado y los procesos se han simplificado.

Además de avanzar en el trámite de autorizaciones sanitarias y flexibilizar la oferta financiera, desde el año pasado se habilitó la plataforma de catastro acuícola, que evidenció que existen 154.818 hectáreas destinadas a la acuicultura, de las que el 80,3% se dedica a la acuicultura marítima (principalmente conchas de abanico y langostinos) y el resto a la continental (trucha, tilapia, paiche, paco y gamitana).

Perspectivas
Para este año, se espera que la trucha-cuya exportación subió 20,3% interanual a abril-cierre con buen pie el 2016. Para ello, José Chui, jefe del programa nacional de trucha andina de Sierra Exportadoras, considerada que es necesario continuar en el esfuerzo de formalizar a los productores y ofrecer las herramientas tecnológicas para hacer más competitiva la especie. “Más aun cuando hay oportunidad de ganar mercados ante los problemas que enfrenta Chile con su salmón”, opina.

En el caso de los langostinos, Gustavo León, gerente de administración y finanzas de Ecoacuícola, afirma que este año los precios internacionales se recuperarán y ello animaría a un buen cierre de año. “Hay que mitrar la demanda asiática. Nosotros tenemos experiencia con envíos a Corea y estamos esperando que se resuelva un tema sanitario en China para, en dos o tres meses, con los protocolos, ingresar con langostinos peruano entero”, revela.

Antonio Bologna, general manager de Seafrost afirma que el panorama cambia para la concha de abanico. Dada la desfavorable calidez de las aguas, el ejecutivo prevé un retroceso de los envíos en más de 50% para este año y una recuperación en el siguiente. “Por eso se va a diversificar la oferta a otras especies. El mar siempre da otras oportunidades”, anota.

Y entre esas oportunidades hay una especie de agua dulce: el paiche. El valor de los despachos escaló en 341% el 2015, según data de Prom-Perú. “La tendencia dice que la demanda mundial debería aumentar en los siguientes años”, confía Isaac Gherson, gerente de Acuícola Los Paiches, del grupo Hochschild.

Con un centro de operaciones en Yurimaguas, la firma prevé incrementar en más de 12% su producción-que actualmente se encuentra en 80.000 toneladas-de concretar el acceso del producto a más mercados. “Estamos viendo la posibilidad de entrar a Alemania, Suiza y Bélgica; plazas que valoran propuestas sostenibles y la certificación”, precisa.

Oportunidades
De acuerdo con Conterno, además de apostar para elevar la productividad del sector, habría terreno para expandir la crianza de tilapia en la selva, incorporar a la especie basa a la oferta e incrementar el cultivo de algas. Este último tendría un reglamento de ordenamiento que podría salir pronto.

María Rivera, directora ejecutiva del CITEAcuícola de la Universidad Cayetano Heredia (UPCH), afirma que también hay condiciones para criar robalo, especie muy valorada en EE.UU. y Europa. “Presentamos un proyecto a Produce”, acota.

¿Qué más hacer? Alfonso Miranda, presidente del Comité de pesca y acuicultura de la SIN, cree que sería positivo añadir beneficios tributarios. “Además de asegurar la estabilidad jurídica, el anexar beneficios podría hacer que se sumen US $ 200 mlls. en inversiones en tres años”, calcula.

Fuente: El Comercio

Tags: