La reducción de las cuotas de pesca no contribuyó con el crecimiento de la economía

En su editorial “Mal año para el mundo se refleja en la economía peruana” publicado en su Reporte Semanal número 40 del 17 de octubre de 2013, Macroconsult hace un análisis de las repercusiones que ha tenido en el Perú la desaceleración de la actividad económica registrada a fines del año pasado y en el primer trimestre del 2013.

Aseguran que si bien nuestra economía “ha sufrido embates de dos factores no controlables: la caída de la demanda mundial y las condiciones climáticas que afectaron negativamente la producción agrícola, han existido otros factores que están dentro del dominio de la acción del gobierno que también han contribuido a que la tasa de crecimiento no sea mayor”.

“El primero y más importante tiene que ver con las trabas a la actividad económica que genera el aparato estatal, que con requerimientos burocráticos exagerados crean barreras que se convierten, muchas veces, en infranqueables para ampliar negocios o llevar a cabo nueva inversión.

El gobierno es consciente de esta realidad y, como parte de un esfuerzo dirigido a apoyar la aceleración de la actividad económica, ha nombrado a un facilitador, que está hacien­do una muy buena labor destrabando obstáculos burocráticos, pero que, lamentablemente, solo alcanza a la gran inversión”.

Sin embargo, también destacan el caso de la reducción de las cuotas de pesca de anchoveta que ha llevado a cabo el Ministerio de la Producción como resultado de un cambio de política que no ha sido debidamente explicado.