La Sociedad Nacional de Pesquería ratifica voluntad de abrir espacios de diálogo con sector público

Gremio considera que el consumo se debe impulsar a través de diversas presentaciones y sabores, y que es un gran reto lograr la aceptación de estos productos por parte de la población.

Lima, 28 de junio del 2013.- La Sociedad Nacional de Pesquería mantiene la voluntad de abrir espacios de diálogo con el sector público, recogiendo especialmente la convocatoria al trabajo conjunto con los empresarios que ha resaltado en las últimas semanas el Presidente de la República.

En tal sentido, busca explorar posibilidades para perfeccionar el marco normativo de la pesquería, y en particular el Decreto Supremo N° 005-2012-PRODUCE, invocando a que el diálogo se dé con los distintos gremios pesqueros en un clima de respeto mutuo, debatiendo argumentos y evitando ataques a instituciones o personas.

Como se ha dicho, si bien el DS 005 establece disposiciones importantes para fortalecer el control en la pesquería de anchoveta por parte de las embarcaciones de menor escala, es urgente que las autoridades definan los plazos en los que se harán efectivos tales controles. Asimismo, es indispensable que se cumpla con ejercer el control de los desembarques de éstas y tengan operativo el control satelital, así como que no se deje impune la actuación de las plantas de procesamiento de harina residual y reaprovechamiento de residuos que no dejan entrar a los inspectores a sus instalaciones.

Por otro lado, la industria formal del país sigue siendo afectada al no permitírsele pescar antes de la milla 10, en especial en la zona sur del país, en que se constata una total paralización de la actividad extractiva y de procesamiento industrial. Al respecto, en lo que va de esta primera temporada que termina a fines del presente mes, se pescó sólo el 1,4% de la cuota asignada.

En un escenario de incertidumbre por la evolución económica mundial, se considera importante revisar esta medida por cuanto está afectando fuertemente el PBI, empleo y exportaciones pesqueras. Más aún, ante la inminencia del fallo de la Corte de la Haya, se hace necesario reforzar la unidad nacional y la paz social en la frontera sur. En el extremo norte habría un problema similar, el cual se podrá medir con la estadística de los últimos días, en la medida que recién se levantó la veda para pescar en esta zona del país.

Las empresas de la SNP han invertido fuertemente en el consumo humano directo, lo cual les permite ser las primeras productoras de conservas de pescado y de congelado de especies pelágicas como la anchoveta, el jurel y la caballa en el Perú. Al respecto, la SNP coincide con el objetivo de promover el consumo de las diversas especies hidrobiológicas existentes en nuestro mar y dentro de ellas la anchoveta, y resalta que el reto es incorporar la proteína y bondades de los ácidos grasos de la misma en la dieta humana.

La SNP considera que el consumo se debe impulsar a través de diversas presentaciones y sabores, y que es un gran reto lograr la aceptación de estos productos por parte de la población. Considera también que el impulso al consumo humano directo requiere bodegas insuladas y protocolos sanitarios implementados, cadenas de frío desde la captura hasta el consumidor final y desembarcaderos habilitados sanitariamente.