Los mitos de la pesca: la anchoveta