Ni por la razón, ni por la fuerza

Cayetana Aljovín
Presidenta SNP
Diario Correo

El jurel es la tercera pesquería más importante del Perú —luego de la anchoveta y la pota— y es muy valorado en la mesa popular por su gran aporte nutricional, ya que al ser un pescado azul contiene Omega 3 y es un fuerte aliado en la lucha contra la anemia y la desnutrición.

Este año, nuestro país ha sido bendecido con la abundancia de este recurso. Muestra de ello es que solo entre enero y setiembre la flota nacional desembarcó 103,800 toneladas (TM) de jurel, cifra largamente superior al promedio de los últimos cinco años, que fue de tan sólo 36,900 TM.

Por ello, no sorprende que Chile haya denunciado a Perú ante la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur (OROP-PS) por el supuesto aumento ilegal de su cuota de jurel establecida para los miembros de este foro.

Al respecto, es importante señalar que la participación de Perú en la OROP-PS siempre ha sido clara en el sentido de que los acuerdos aprobados en esta instancia rigen exclusivamente para las aguas internacionales, fuera de la soberanía nacional.

Esta precisión resulta relevante si tenemos en cuenta que Chile voluntariamente otorgó su consentimiento expreso para que las decisiones de la OROP-PS comprometan los límites que establece su jurisdicción interna.

Así, queda claro que la cuota de jurel para aguas nacionales es una decisión soberana del Gobierno peruano, a través del Produce.

Desde la SNP respaldamos la decisión del Ejecutivo de fijar de manera soberana la cuota del jurel, la cual tiene como objetivo aprovechar de forma sostenible su buena disponibilidad y así abastecer al mercado local sin necesidad de importar, beneficiando a miles de peruanos, que accederán a este alimento nutritivo y a bajo costo.

Foto: Internet