No solo derechos de pesca

Elena Conterno
Presidenta SNP
Diario Gestión

Al analizar la cuantía del derecho de pesca debemos tener en cuenta todos los otros pagos que realiza la industria, los cuales en otros países son parte del mismo derecho de pesca, y que son pagos exclusivos de la industria pesquera. Al respecto, en la captura de anchoveta los denominados derechos de pesca solo representan el 27% de todos los pagos similares que deben realizar las empresas.

Además de este concepto, se paga obligatoriamente: fiscalización pesquera, que representa aproximadamente 50% de los aportes; aportes al Fondo de Compensación para el Ordenamiento Pesquero, para la reconversión laboral de los trabajadores que voluntariamente salieron de la actividad; aporte extraordinario para atender a los jubilados que quedaron desamparados por la quiebra de la Caja del Pescador; aportes para la jubilación de los trabajadores activos, en que a diferencia del régimen ordinario, se paga S/ 3.92 por TM de pescado y las empresas deben asumir además el 5% del aporte al fondo previsional de manera mensual.

Así, si bien el derecho de pesca asciende a aproximadamente US$ 4 por TM, el total de pagos y aportes asciende aproximadamente a US$ 15 por TM.

Cabe mencionar además que es errado señalar que los aportes y pagos no han variado en los últimos años. Si bien en el 2008, cuando se aprobó el Decreto Legislativo 1084, la voluntad del legislador fue que no se incrementaran los pagos por derechos de pesca en atención a que dicho decreto ya contemplaba varios pagos para la industria, entre ellos el aporte social por la quiebra de la Caja del Pescador, la indemnización generosa de quienes optaran por salir voluntariamente de la actividad, los costos de reconversión laboral de los trabajadores, entre otros; en los hechos el total de aportes se multiplicó por 4 entre el 2008 y 2017.

En efecto, en el referido periodo se creó adicionalmente el pago de S/ 3.92 por TM (Ley Nº 30003, de 2013), de carácter permanente, también para atender la problemática de los jubilados que quedaron desamparados, y se incrementó de manera importante el pago por el servicio de control y vigilancia de los desembarques, que pasó de US$ 1 por TM en 2008 a US$ 6 por TM en 2017. Ello en adición a que el derecho de pesca incorpora en su fórmula un factor de indexación, que lo llevó a duplicarse en el periodo de análisis.

Así, los pagos que realiza la industria de la anchoveta no son solo derechos de pesca, ni se han mantenido inalterables en los últimos diez años; por el contrario, se han incrementado de manera significativa.

La firma auditora Ernst & Young analizó el tema en el informe “Comparación de cargas tributarias y algunas obligaciones legales del sector pesquero”, en que concluye que los distintos pagos y aportes antes mencionados, más el impuesto a la renta y la participación en utilidades de los trabajadores, representan 50% de la utilidad operativa de las empresas pesqueras, nivel superior al correspondiente a otras industrias extractivas.

En cuanto a otras pesquerías, mientras que la anchoveta realiza aportes importantes, el resto de pesquerías no paga casi nada. Saludamos que Produce esté haciendo una evaluación de los pagos que realizan las distintas pesquerías, y esté diseñando un régimen general aplicable a todos, en que el pago comprenda los distintos aportes. Ello permitirá informar mejor a la ciudadanía sobre los pagos que realiza la industria, y además dotará de mayor racionalidad y equidad al sistema.

Foto: Diamante