OCDE y CEPAL destacan éxito del sistema de cuotas de anchoveta en la sostenibilidad del sector pesquero peruano

Organismos afirman que industria de harina y aceite de pescado en el Perú está bastante bien regulada y fiscalizada.

Lima, 31 de mayo de 2016.- La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), club de países al que el Perú aspira ingresar, y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en evento organizado por el Ministerio del Ambiente, destacaron hoy el éxito que ha tenido en nuestro país la implementación del sistema de cuotas en favor de la sostenibilidad del sector pesquero nacional.

En su informe Evaluación del Desempeño Ambiental Perú 2016, ambas organizaciones indicaron que el establecimiento del sistema de cuotas ha permitido avanzar en la sostenibilidad del sector pesquero industrial.

“Un ejemplo paradigmático es el cambio en el sistema de cuotas de la anchoveta, que pasó de ser una cantidad agregada, que los armadores consumían en un escaso período de tiempo en lo que se denominaba la ‘carrera olímpica’, a un sistema de cuota de captura por embarcación, atendiendo a la captura histórica de la flota”, mencionó el reporte.

Las organizaciones aseguraron que este cambio ha tenido una influencia positiva en la eficiencia del sector, pues ha permitido reducir la flota y el número de instalaciones industriales, manteniendo al mismo tiempo la capacidad de producción. “La medida también repercute positivamente en el recurso”, recalcaron.

Carlos de Miguel, Jefe de la Unidad de Políticas para el Desarrollo Sostenible, División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, aseveró que en el informe de evaluación se destaca el éxito y el progreso del sistema peruano de cuotas de pesca.

La OCDE y CEPAL destacaron también que, en general, la actividad pesquera industrial para consumo humano indirecto (CHI) está bastante bien regulada y fiscalizada. “En los últimos años, se han hecho notables esfuerzos en algunas zonas con miras a reducir el impacto ambiental local de las fábricas, mediante la regulación de los desechos vertidos al mar y las emisiones, por ejemplo, en las bahías de Chimbote, Samanco y Paracas”, refirieron.

La publicación dijo que, desde la aprobación del D.S. 026-2003-PRODUCE (Reglamento del Sistema de Seguimiento Satelital-SISESAT), se ha puesto en marcha el seguimiento remoto de la pesca industrial y también se ha incrementado el monitoreo de desembarques.

Al respecto, Elena Conterno, presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería, resaltó que “es bueno contar con informes independientes que reflejen los avances ambientales, lectura que coincide con diversos planteamientos del sector privado, como que las cuotas pesqueras han contribuido a la sostenibilidad pesquera”.

“La industria pesquera ha avanzado de manera notable en el tratamiento de emisiones y efluentes y algunas regulaciones ambientales del Estado Peruano resultan inaplicables”, subrayó.

Recomendaciones

La evaluación sobre el sector pesquero peruano también vino acompañada de algunas recomendaciones. Así, sugirió que se profundice el sistema de cuotas de captura, entre otros, extendiéndolo a otras especies de valor comercial bajo presión.

Asimismo, recomendó que se aproveche el conocimiento científico disponible y reforzar las instituciones con responsabilidad en el suministro de información, como el IMARPE y el IIAP.

Finalmente, la OCDE y CEPAL pidieron redoblar los esfuerzos de vigilancia y fiscalización para acabar con la pesca ilegal y formalizar la pesca informal, diseñando medidas específicas que la desincentiven y fomenten la integración de todos los pescadores en los esquemas de gestión reglamentados.