Orgullo y prejuicio

Cayetana Aljovín
Presidenta SNP
Diario Correo

En el 2020, la Defensoría del Pueblo, informó que lamentablemente se habían producido en nuestro país 132 feminicidios y 204 tentativas de este cruel delito; en lo que va del 2021 las cifras tampoco son alentadoras ya que 47 mujeres han perdido la vida por el mismo hecho.

Pero más allá de las cifras que siempre son frías, deberíamos pensar en los sueños de estas mujeres que se vieron truncados por estos hechos atroces, así como en cada una de las familias y de las niñas y niños que también son víctimas colaterales de este espantoso delito.

Por ello, las mujeres que tenemos la oportunidad de ejercer algún liderazgo en nuestra sociedad aún machista, estamos en la obligación de alzar nuestra voz y exigir que este tema, que nos duele a todos, no sea ninguneado ni tomado a la ligera por nadie, y menos aún, por quien pretende dirigir nuestro país.

Y es que, de acuerdo al Estudio de Perspectiva Global de la Mujer 2020, el Perú es el cuarto país de América Latina con el mayor índice de brecha de género en el mercado laboral. Sin embargo, en el sector pesquero, que históricamente ha sido liderado por hombres, ha habido cambios importantes en los últimos años.

Con orgullo, podemos afirmar que son muchas las mujeres que paran la olla y ponen el mantel en sus hogares. Así, más de 20 mujeres ocupan cargos de dirección en las empresas pesqueras, e incluso las lideran, y el 11% de todos los trabajadores del sector son mujeres.

Somos conscientes que aún hay mucho por trabajar en nuestro sector y en ese esfuerzo nos encontramos. Cansadas de los prejuicios que aún existen en pleno siglo XXI en nuestra sociedad, desde el sector pesquero les decimos que no descansaremos hasta poder dejarle a nuestras hijas una sociedad peruana más igualitaria.

Foto: Pesquera Diamante