Pesca: Alineando incentivos

Elena Conterno
Presidenta SNP
Diario Correo

La tercera medida de gestión para pesquerías sostenibles se refiere a fijar cuotas individuales por embarcación. Si bien, las dos primeras disposiciones cierre de la pesquería y cuota global procuran sostenibilidad, estas suelen no ser suficientes. Ello porque establecidas las mismas, los barcos suelen invertir en pescar más rápido para apropiarse de una mayor proporción de la cuota global efecto conocido como carrera olímpica, lo cual no resulta saludable ni para los pescadores que enfrentan mayores riesgos ni para los recursos pesqueros que son sometidos a una presión de pocos días de pesca y a la contingencia de que haya una presión desmedida.

Así, la siguiente medida consiste en establecer una proporción de pesca para cada una de las embarcaciones que tienen permiso (que ingresaron antes del cierre de la pesquería), y que determinan qué fracción de la cuota global podrán pescar en cada temporada.

Con esta disposición se busca alinear aún más a los pescadores en la sostenibilidad, al asignárseles un porcentaje concreto de pesca, cuyo valor se mantendrá solo si los peces se renuevan adecuadamente.

Es decir, esta medida tiene la virtud de hacer que tanto científicos como Estado y los pescadores procuren lo mismo: la sostenibilidad de los recursos pesqueros.

En Perú contamos con cuotas individuales en las pesquerías de merluza y anchoveta, y también con cuotas o gestión colectiva en la gestión pesquera de Marcona. En la SNP consideramos que la gestión pesquera en base a cuotas o derechos debe ser una política nacional, dada su relevancia en la sostenibilidad de las pesquerías.

Foto: PRODUCE