TASA lidera cumplimiento ambiental en tratamiento de aguas industriales

Se convierte en la primera empresa pesquera en cumplir en forma anticipada la meta de los Límites Máximos Permisibles (LMP) del 2013 y los más exigentes del 2015.

Después de 6 años de investigación, TASA desarrolló con éxito este proceso que aplica en sus 13 plantas ubicadas en la costa peruana y ha invertido US$ 24 millones en su sistema de tratamiento de aguas industriales o efluentes pesqueros.

El cumplimiento de esta norma ambiental prevista para el 2015 ha sido certificada por SGS.

TASA, empresa líder del sector pesquero, recibió de parte de la certificadora internacional, SGS, una acreditación por su excelente gestión en el manejo ecoeficiente de aguas industriales o efluentes pesqueros, convirtiéndola así en la primera empresa pesquera peruana en cumplir en forma anticipada la meta de los Límites Máximos Permisibles en efluentes del 2013 y los más exigentes del 2015.

Proceso de Cumplimiento de los Límites Máximos Permisibles (LMP)

Esta certificación es la culminación exitosa del proyecto de innovación de los sistemas de tratamiento de sus efluentes pesqueros iniciado en el 2006, por decisión propia y antes de la existencia de la norma que se aprobó en el 2008.

Luego de 3 años de investigación, TASA implementó este sistema en el 2009 por primera vez a escala industrial en la planta de Samanco (Ancash); y luego lo replicó en sus 13 plantas a nivel nacional con una inversión de más de USD$ 24 millones.

En la actualidad, los efluentes de todas las plantas de la empresa se encuentran por debajo de los valores establecidos, que son 350 mg/L y 700 mg/L de aceites y sólidos totales suspendidos, respectivamente.

“Nos sentimos muy orgullosos de haber liderado este proceso de mejora ambiental en el sector pesquero con resultados muy beneficiosos para el medioambiente, como por ejemplo, devolver al mar cerca de 1’800 mil m³ de agua clarificada que cumple con creces lo exigido por la ley”, manifestó Carlos Pinillos, gerente general de TASA.

Además, Pinillos señaló que fruto de un buen manejo del agua en los procesos TASA viene reutilizando y reciclando el 67% del consumo total de agua de la red pública en el proceso productivo; asimismo, con la instalación de modernas plantas de tratamiento de efluentes domésticos se ha logrado reutilizar esta agua sembrando 39 mil m2 áreas verdes.

TASA es una empresa comprometida con el uso y cuidado del agua y medio ambiente en sus procesos productivos, buscando permanentemente actuar como una empresa innovadora, ecoeficiente y socialmente responsable.