Tropezando con la misma piedra

Cayetana Aljovín
Presidenta SNP
Diario Correo

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza con la misma piedra varias veces. Y eso es lo que sucederá en el corto plazo sino analizamos bien algunas propuestas trasnochadas que estamos escuchando en esta segunda vuelta.

En efecto, un candidato ha señalado: “Lo que buscamos es traspasar el dinero de los afiliados de las AFP automáticamente a la ONP por unos 10 años y tener el control absoluto a fin de asegurar una buena pensión a los afiliados”.

Al respecto, creo que es importante recordar que estas iniciativas ya han existido en el pasado. Basta recordar la situación precaria que miles de jubilados pescadores tuvieron que enfrentar debido a que sus aportes fueron despilfarrados por la Caja de Pensiones del Pescador, la cual era administrada por el Estado, tal como lo propone actualmente el candidato. Asimismo, el diseño de la Caja se basaba en un sistema de reparto y no de cuentas individuales que de alguna manera hubieran podido poner freno a los malos manejos de funcionarios corruptos.

Para hacer frente a la situación de la Caja del Pescador, y no dejar en el desamparo a miles de jubilados pescadores, es que el sector pesquero se hizo cargo de esta deuda social a través de aportes extraordinarios, así como de un aporte equivalente a S/ 3.92 por tonelada métrica de pescado capturado, que es destinado al Fondo Previsional de Jubilación para los Trabajadores Pesqueros, el cual tiene por finalidad atender a los jubilados de la referida Caja así como garantizar una pensión mínima a los actuales trabajadores. Y es que cuando las papas queman no es el Estado -sino el sector privado- el que soluciona estos problemas.

Los aportes de los trabajadores en sus cuentas individuales son de propiedad de los trabajadores. Cualquier medida que los afecte es una violación a su derecho de propiedad. Para decirlo con todas sus letras se trataría de una expropiación. Lo que con tanto esfuerzo hemos conseguido que no nos lo arrebaten con falsas promesas de un futuro diferente. Ya sabemos cómo termina la historia.